Mis hijitos!

Lilypie First Birthday tickers

miércoles, 22 de diciembre de 2010

¡FELICES FIESTAS!

Que el verdadero espíritu de la Navidad llegue a todos sus hogares y sientan a  Jesús en su corazón!
Les deseo felicidad a todas las familias, esperanza a quienes  esperan y mucho amor para todos!
Los quiero!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Reunión de padres en espera (futuros adoptantes)

Estabamos invitados por la Fundación Prohijar, para dar nuestro testimonio en una de las reuniones mensuales de Padres en Espera. En cada una de las reuniones se presentan uno o dos casos de familias adoptivas, para dar fuerza, esperanza y como en nuestro caso, intentar dar coraje a quienes están esperando el bendito llamado de algun juzgado. Aclaro que nosotros no adoptamos a través de la Fundación, pero sí nos han apoyado y acompañado y siguen haciéndolo. Además el mismo día que el juzgado nos daba la autorización para vincularnos con los nenes, nos llamaban de Entre Ríos para decirnos que habían seleccionado nuestra carpeta (hecha en Prohijar). Pero sobre  todas las cosas, lo que nos motivó a ir fue el deseo de que alguna persona se atreva a convertirse en familia de un nene con vih o con cualquier enfermedad, porque ellos tienen el mismo derecho que todos los niños de crecer en el amor de una familia.
Ayer fuimos a la reunión. Había mucha gente. Me conmovió ver tantas personas esperando por un hijo, habiendo tantos chicos esperando una familia. En cada uno veía mi ansiedad de hace unos meses, la ternura que nos producía ver en las reuniones a los hijos de familias recién formadas, el dolor de los años de espera, la ilusión de pensar que los próximos podíamos ser nosotros. Tenemos la esperanza de haber dejado en cada uno una huellita, como dejaron en nosotros su huella las familias que conocimos cuando todavía eramos dos en espera, como cuando los papás de Jorgito, con una cardiopatía, dijeron "nosotros no buscabamos un nene ideal, queríamos un hijo real"; o las palabras de los papás que adoptaron 3 nenes, diciendonos "límites, límites y más límites, son fundamentales para lograr la armonía"; y con los papás que adoptaron un bebé nos dimos cuenta de que, al contrario de ellos, nosotros podíamos recibir hijos grandes...
Y mi hijo hoy me dijo  - Mamu ¿te acordaste de decirles que hay muchos nenitos y nenitas que quieren tener papás?
Sí se los dije, y se los digo a  ustedes ahora: No se olviden de los miles de chicos institucionalizados en Argentina, nenes, nenas, bebés, mayores de 10 años, sanos, con enfermedades leves, moderadas o graves,  con vih, cardiopatías, síndrome de down, problemas motrices, neurológicos...uf. Recuerden: lo más importante es el amor, el que tengan ustedes para dar pero el más grande, el más inmenso, el más infinito y maravilloso es el que sus hijos tienen para darles si se animan.

sábado, 30 de octubre de 2010

Mala madre

El otro día vi en la calle a un nene de jardin de infantes insultando a su mamá.  Kevin abrió los ojos gigantes y yo aproveché para recordarle a mi hijo que eso no está bien...Y mientras caminabamos, no pude dejar de preguntarme, como tantas otras veces que veo estas situaciones: ¿donde quedó el respeto por los padres?  ¿en qué momento los adultos le dieron el poder a los chicos? ¿en qué momento los papás dejaron de poder decir no y comenzaron a permitir que  sus hijos sean los que mandan en el hogar? Lo veo todo el tiempo en la calle, en la escuela, entre la gente cercana...chicos autoritarios, caprichosos, irrespetuosos, acostumbrados a salirse con la suya en todas las situaciones, y papás que dan demasiadas explicaciones, que ceden, que les cuesta y les da culpa el límite. El otro día, yo como mamá, cuestionaba la tarea docente y mencionaba cuanto deja ésta que desear, y la comparaba con las maestras de antes, que no faltaban nunca, y me puse a reflexionar y es cierto que los papás tampoco son los de antes, que enseñaban a sus hijos a respetar a la maestra. La escuela era el segundo hogar y a la maestra había que obedecer como si fuera tu mamá. Ahora  los papás  insultan a los maestros frente a los chicos, los agreden si les desaprueban al hijo. Ahora los papás  enseñan a sus hijos que nadie les puede decir no, y son chicos que crecen sin tolerancia a la frustración. Veo nenes que reclaman a gritos lo que quieren porque saben que lo consiguen: golosinas, juguetes, jugar en la play, no estudiar y aún así salir a jugar...podría estar todo el día dando ejemplos de lo que veo a diario.

La maternidad es nueva para mí y me encuentro con problemas y situaciones que a la mayoría les tocaría vivir en unos  años. Yo no tengo dos bebés de cuatro meses, tengo hace cuatro meses dos nenes con problemáticas de nenes de 2 y 5 años. No me las sé todas, no tengo todas las respuestas, al contrario, tengo miles de dudas, y todos los días me pregunto si estaremos haciendo las cosas bien, pero sí sé con certeza cómo no quiero ser. 

Alguien escribió esto que me identifica.  Ahí va:

Mala Madre:
Algún día, cuando mis hijos sean lo suficientemente grandes para entender la lógica que motiva a los padres, les diré:

Te amé lo suficiente para preguntarte a dónde ibas, con quién y a qué horas regresarías a casa.

Te amé lo suficiente para insistir en que ahorraras dinero para comprarte una bicicleta, aunque nosotros, tus padres, pudiéramos comprártela.

Te amé lo suficiente para no haberme quedado callada y hacerte saber, aunque no te gustara, que aquel nuevo amigo no era buena compania.

Te amé lo suficiente para fastidiarte y estar encima de ti durante dos horas mientras arreglabas tu cuarto, un trabajo que me hubiese tomado a mí sólo 15 minutos.

Te amé lo suficiente como para dejarte ver mi ira y mi desilusión con lágrimas en mis ojos. Los niños deben entender que los padres no son perfectos.

Te amé lo suficiente como para dejar que asumieras la responsabilidad de tus acciones, aunque fuera doloroso.

Pero, sobre todo, te amé lo suficiente como para decirte ¡no!, aunque sabia que me ibas a odiar por ello (y en algunos momentos sé que me odiaste).; esas fueron las batallas más difíciles para mí. Pero estoy contenta, dieron resultado, porque las gané y porque, al final, también las ganaste tú.

Algún día  cuando mis nietos hayan crecido lo suficiente para entender la lógica que motiva a los padres y madres; cuando ellos les pregunten si su madre era mala, mis hijos les dirán:

¡Ella sí que lo era!

Era la mamá más malvada que había en todo el mundo.

Cuando otros chicos comían golosinas en el desayuno, ella nos hacía comer cereal, tostadas y tomar leche. También nos preparaba cenas diferentes a las de otros niños.

Mamá tenia que saber quienes eran nuestros amigos y que hacíamos nosotros con ellos. Mi mamá insistía en saber dónde estábamos todo el tiempo.

Nos da verguenza admitirlo pero rompió las leyes del trabajo de menores, ya que nos hacía trabajar. Teníamos que lavar los platos, ayudar a sacar la basura,  arreglar nuestro cuarto y toda clase de trabajos forzosos.

Era desesperante vivir con ella, estaba pendiente de que nos cepilláramos los dientes, que nos bañáramos, que estudiáramos "¿Ya hiciste la tarea ?"...

¡Qué vida la que me hacía vivir mi propia madre! La vida era difícil.

Ella insistía en que dijéramos la verdad y nada más que la verdad. Cuando llegamos a la pubertad, te juro que ella podía leer nuestras mentes.

Ella no dejaba que nuestros amigos tocaran la bocina del auto al llegar a buscarnos a nuestra casa; debían llegar a la puerta donde ella pudiera conocerlos y saludarlos.

Cuando todos podían volver tarde de la noche con 12 años, tuvimos que esperar como hasta los 16 para hacerlo, y aquella pesada se levantaba para saber si la fiesta había estado buena (solo para ver en que estado estábamos al volver).

Por nuestra mamá, nos perdimos de muchas experiencias: nunca probamos drogas, nunca estuvimos presos, ni fuimos vándalos, ni odiados por los vecinos, y todo por su culpa.

Ahora estamos solos en nuestra casa, somos simplemente adultos bien educados, honestos, responsables. Y estamos haciendo lo mejor que podemos para ser padres malvados, tal como lo fue mi mamá.

Ya sabemos todo lo que está mal en este mundo; y ¿saben por qué?...

Creo que debió haber mayor cantidad de mamás tan malvadas como la mía. 

domingo, 24 de octubre de 2010

4 meses!

Las veces que me dijeron que ser mamá no es fácil, pensé que exageraban, que era el discurso de quien no tuvo problemas para concebir y reniega de su suerte. Bueno, ahora reconozco que tenían razón, ser mamá no es fácil, a veces agota y muchas veces se me termina la paciencia; sufro temiendo estar haciendo las cosas mal, ser demasiado rígida, o demasiado flexible;  de pronto me encuentro siendo juzgada por madres que se creen con autoridad; de vez en cuando sueño con el silencio que tenía antes y ruego que se vayan a dormir para poder descansar.

Duermo en estado de alerta, la ropa no me dura limpia más de lo que tardo en ponermela, la casa jamás está ordenada, me quiero morir cuando se lastiman, tengo que organizarme para bañarme, depilarme o estar sola un rato con mi marido...

Soy rompebolas, exigente.

Tengo una agenda mental del horario de sus medicamentos, de las citas con el pediatra, con el infectologo, con el cardiologo...jamás me olvido de ninguna, pero fui tres veces a la obra social a buscar una orden para atenderme yo, que estaba segura de haber llevado y acusé a la empleada de irresponsable por habermela perdido, cuando en realidad la orden estaba en casa (todavía sigo pensando que la llevé jajaja).

Ser mamá adoptiva de dos hijos de 2  y 5 años con vih no es fácil, pero es maravilloso! Porque son dos soles,  porque me dan un millón de razones para reír, porque me dan besos pegajosos, porque son nobles, inocentes, divertidos, energicos, porque son mios!
 ______________________________________________________________________________

Parezco una loca privatizando y desprivatizando el blog. La razón de la privatización fue porque tenía fotos de los nenes y quería preservarnos, la razón de volver a hacerlo público es querer que más personas se animen (igual saqué las fotos).
Saludos!

miércoles, 25 de agosto de 2010

¡2 meses de amor!


Hoy  hace 2 meses que nuestros pollitos llegaron a casa! Celebramos los dos meses más increibles y llenos de amor de nuestras vidas. También hoy mi bebé chiquito cumple 1 año y 11 meses! Cada semana, cada dia, cada segundo el amor que me producen mis bebés es más y más grande. Son maravillosos y todavia no termino de creer que son mios!
Los primeros tiempos no fueron fáciles, costó adaptarme a esta demanda continua de dos personitas que me reclaman sin descanso jajja.
El primer mes fue difícil con Kevin porque tenía rabietas constantes, nos desafiaba, desconfiaba, situaciones producto de su historia, sumado a que estaba terriblemente celoso de su hermanito. Yo sentía que él estaba aca porque no le quedaba otra, porque eramos "su mejor opción", nada más. De a poco todo se fue acomodando, se dio cuenta de que seguimos estando, que nada que haga es tan malo, que lo elegimos, que lo bancamos, que lo amamos! Aprendió que todo se habla, todo se puede arreglar con amor, con respeto, con paciencia. Sabe que puede estar triste, enojado, que puede extrañar, que puede decirlo, que el amor alcanza para todas las personas que fueron parte de su vida y para nosotros. Entendió que mi amor alcanza para él y para su hermano y se relajó, lo siento feliz, se siente parte de la familia. Disfruta del jardin, adora a su seño, ama tener amigos, se rie mucho, juega mucho, hace mucho lio jajaja. Poco a poco va naciendo el verdadero Kevin, ni el nene perfecto que debe hacer todo bien para que lo quieran como era al principio, ni el terrible desafiante que necesitaba protegerse, es Kevin, es hermoso, es único, con dias buenos y dias malos, con alegrías, con dolores profundos, simpatico, sociable, comprador, amiguero, cargoso, besuquero, preguntón, curioso, charlatan, liero, inquieto, sensible, enojón, tan imposible no amarlo..
Demi es un bebé todavía, se adaptó muy rápido a todo, al principio extrañaba los habitos y horarios de casacuna pero se acomodó rápido a los ritmos de la casa. Con él me costó el apego, respondía como si yo fuese una cuidadora más y cuando había otra mujeres yo quedaba pintada. Yo me sentía terrible, lloré muchas veces en el baño sola. Ahora se calma solo conmigo, sólo conmigo quiere estar si tiene hambre, sueño, se siente mal o está mimoso. Se despierta y me llama mamiiii y es la palabra más dulce y maravillosa del mundo. Si está acostado en mi cama me despierta con besos y me pide que lo abrace. Esté jugando, haciendo lio, o lo que sea, lo miro y me sonríe, si lo reto me pide upa para consolarlo. Lo amo, me hace feliz, me emociona con cada gesto, con cada nueva palabra, con cada ocurrencia. Es liero, terrible! Está grande, hoy cumple un año y 11 meses y quiero que se quede chiquito jajaja.
Tuvieron varicela y grandes resfrios, varios golpazos por indios que son pero estan muy bien, creciendo, poniendose fuertes a base de dieta sana, tomar la medicación a raja tabla y mucho mucho amor. Los dos estuvieron un año con el mismo peso y su talla es muy chica para su edad y en el primer mes con nosotros aumentaron un kilo cada uno, todo un logro! un orgullo para nosotros, una alegría para la dra. Con el tema de su enfermedad lo llevamos muy bien, la medicación es parte de la rutina como lavarse los dientes. Yo todavía entro en pánico cuando se me enferman pero de a poco voy aprendiendo a relajarme y manejar las situaciones, tenemos buenos doctores y confío en ellos, fuera de eso hacen vida normal, los dejo ser, los dejo hacer..
Los llevamos a la Basilica de Lujan y es indescriptible lo que sentí. En ese lugar lloré tantas veces y pedí tantas otras a la Virgencita el milagro de ser mamá, a ella le prometí que ahí bautizaría a mis hijos, y estar ahí con ellos, con Demi besando el manto de la Virgen y Kevin tocando a Jesús y mirandolo con tanto amor, no puedo explicarlo.
Kevin va a un jardin católico y reza todas las noches con nosotros, aprendió a conocer y amar a Jesús y me llena de emoción y orgullo. Estamos preparando el bautismo de ambos para principios de octubre y gran fiesta de cumpleaños x2 (Demi cumple a fines de septiembre y le vamos a festejar a Kevin tambien que no tuvo fiesta aunque su cumple fue en marzo).
¿Qué más les puedo contar? ¿les dije que soy feliz?  :)

viernes, 9 de julio de 2010

Los enanos felices en su casa, nuestra casa

Se buscan, se aman. Estuvieron un año y medio separados y ahora están reconociendose, conociendose, aprendiendo a ser dos nuevamente. Kevin aprendiendo a correrse y dejar que mamá y papá se ocupen de Demi, y disfrutando de ser cuidado él también, por primera vez. Demi alucinado con su hermano mayor, lo imita en todo, lo persigue, lo harta! 

Desde el primer momento que pisaron su nueva casa se sintieron felices, y se les notaba! Demi comenzó a reir, abrazarnos, darnos besos. Sin poder expresarlo con palabras, con sus gestos parecía querer decirnos lo feliz que era. Kevin necesitaba creer que ésta era "su casa para siempre", lo preguntó muchas veces y cada vez su alegría se hacia más visible

La vinculación

La vinculación fue totalmente agotadora. Nos ibamos todos los dias a las seis o siete de la mañana para estar allá a las nueve. Los nenes estaban separados y hacía un año y medio que no se veían, por cuestiones de absurda burocracia y porque a la justicia y directivos institucionales les importa un carajo que dos hermanos que sólo se tienen el uno al otro, se separen. Así que todos los días pasabamos a buscar a Kevin por el hogar y de ahí  a ver a Demian. Nos reuníamos con el equipo técnico y después pasabamos el resto de la mañana con los nenes.
Fue díficil, conocerlos, que ellos fueran confiando en nosotros, que ellos se reconocieran y se aceptaran como hermanos nuevamente, muchas horas en las que había que inventar qué hacer para entretenerlos, dónde ir, ya que fueron dias de muchisimo frío y  ni siquiera había un shopping para pasear un rato. Demian almorzaba a las 11:30 y luego su siesta, que si no la hacía se ponía fastidioso y se quería ir. Muchos días se lo llevaban a dormir y nosotros salíamos a pasear con Kevin, lo cual nos sirvió para fortalecer el vínculo con él.
El primer día que los vimos para mí fue terrible, no tuvo nada de lo mágico y maravilloso que había soñado tantas veces. Despues de tantos años de espera, de tanta busqueda, de imaginar cómo serían sus rostros,  de preguntarme qué edad tendrían mis hijos, de donde serían, cómo se llamarían, finalmente el momento de conocerlos llegaba y estaba aterrada. Me preguntaba si podría cuidarlos, quererlos, ser buena madre, que me quisieran, y mil pavadas más. A eso se sumaron los nervios de caerles bien, de gustarles el primer día...Y cuando los vi no sentí nada especial, eran dos personitas que no conocía y que se suponía eran mis hijos. Tuve ganas de llorar, pero no podía llorar. La vinculación duró muchas horas para ese primer día donde ellos tampoco entendían quienes eramos ni por qué se tenían que quedar con nosotros. Kevin se enganchó con Leo de entrada y estaba contento, pero a mí no me dio bola (nunca le caen bien de entrada las mujeres, les desconfía, las estudia hasta que empieza a quererlas). Demi  estuvo conmigo, le di de comer, me hizo algunos berrinches y para las 12 estaba harto de aguantarnos y se quería ir a dormir.
Con los días nos fuimos relajando, al conocerlos más los queríamos y más seguros estabamos de que habíamos tomado la mejor decisión de nuestras vidas.
A pesar de todo el cansancio, agradezco y valoro haber hecho la vinculación. En nuestro caso me parece que fue necesaria y muy valiosa. Nos sirvió para conocernos, les sirvió para relajarse y confiar. Cuando llegaron a casa, ya eramos mamá y papá y ya existía en ellos el deseo de estar con nosotros.
Diez dias de vinculación y nos mandaron a casa e empezar a vivir como familia!

miércoles, 7 de julio de 2010

Estabamos cerquita...

En mayo de este año nos postulamos para chiquitos con enfermedades crónicas. Nos llamaron rápidamente y el 2 de junio fuimos a una segunda entrevista donde nos presentaron el caso de dos hermanitos de 5 años y su hermanito de 1 año y medio, ambos con vih, contraido al nacer. Buscaban familia para ellos y eramos los unicos interesados (que triste que una enfermedad los convierta en "no elegibles"). Dijimos que sí! todo nuestro ser dijo sí, los sentimos nuestros, estabamos felices! Nos contaron de ellos todo lo que sabían, nos hablaron de la vinculación, de la guarda, del tratamiento.
No tuvimos dudas, estabamos seguros de lo que queríamos. Ya queríamos conocerlos, pero los nenes estaban bajo juez y era él quien decidía si nos aceptaba como los papás de los nenes.
Nos mandaron a casa a esperar. Un mes tardaría el juez en comunicar su decisión. Si nos elegía empezaríamos inmediatamente la vinculación. Pero Dios decidió que no valía la pena que esta familia siguiera esperando; ese llamado que tardaría un mes tardó solo una semana! el 9 de junio me avisaron que debíamos presentarnos en el juzgado que lleva la causa de los nenes, el martes 15 de junio para una evaluación (otra más).
Ese día nos levantamos bien tempranito y allá partimos, con miedo, pero muy ilusionados.
La poca gente que sabía de esto y con experiencia en adopción, nos mandaban a preparar la habitación y comprar las cosas para los nenes, pero tantas desiluciones en nuestro haber nos dictaban cautela, esperar, ir despacio...
Fuimos al juzgado sintiendonos cerca de nuestros hijos, pero tratando de poner freno a nuestra ilusión. Yo pensé que nuevamente vendrían las preguntas sobre nuestra vida, nuestro deseo de adoptar, bla bla, pero de entrada prepararon los oficios para autorizarnos la vinculación!! Al dia siguiente podríamos conocerlos!!!

sábado, 3 de julio de 2010

Privatización

Pensaba abrir otro blog para empezar a escribir esta nueva historia, pero no puedo, porque todo lo que salió en este blog fue el proceso que me llevó a ser mamá, y la llegada de mis bebés es la continuación de mi vida, totalmente renovada, más feliz y más ocupada pero sigo siendo yo.
Lo que sí voy a hacer es privatizarlo prontito.
Besitos de mamá y peques!

viernes, 25 de junio de 2010

¡¡¡¡YA SOMOS FAMILIA DE CUATRO!!!!!

Al fin puedo escribir mi post más soñado! Es tanta la emoción, la felicidad, la alegría de este sentimiento maravilloso de ser MAMÁ!! si hasta lo repito y parece un sueño, soy mamá, soy mamá...cuesta creerlo.
Me desborda el amor que siento por estas dos personitas increíbles que me han dado el mejor título del mundo. Son MIS HIJOS! mis bebés! por fin pude ponerle nombres y rostros a este amor: Kevin tiene 5 añitos y Demian apenas 1 y 9 meses y son hermosos! son maravillosos y son mios.
De pronto toda mi vida tiene sentido, todo lo que viví, las desiluciones, los tratamientos, las pérdidas, el dolor de la infertilidad hoy tiene sentido. Todo esto fue necesario para llegar hasta ellos. Hoy puedo entender mi infertilidad, porque fue el camino para buscar a mis hijos, a mis chiquitos, porque era yo
y no otra su mamá, y era Leo y no otro su papá.
Ahora quiero más! jaja pido un poquito más: una larguísima vida para disfrutar de mis hijos, mis nietos, bisnietos si es posible jajaja ¿qué más puedo pedir?? al fin tengo esto por lo que tanto luché.
Hoy a la tarde llegamos a casa. Ahora duermen tranquilos. La casa quedó patas arriba (que dificil es andar atrás de un enano de un año que toca todo cuando la casa tiene mil cosas peligrosas a su altura!) organizarnos y acomodar todo a familia de cuatro llevará un tiempo, por momentos nos sentimos desbordados, todo el tiempo agotados pero hoy vi sonreir a mi hijo chiquito mucho más de lo que sonrió en estos 20 dias, estaba feliz, nos miraba, me abrazaba y se reia; mi bebote grande estaba feliz de saber que esto no era un paseo, que era para siempre, y aseguró que nosotros lo vamos a cuidar y le dijo a su hermanito que ya no van a estar solitos ¿acaso eso no vale todos los sacrificios?
Leo y yo no tenemos palabras para agradecer a Dios este milagro que nos hizo papás.

viernes, 18 de junio de 2010

Seguimos conociendonos!!

Estamos reventados!!! 4 hs de viaje todos los dias nos estan matando, y con ellos tener toda la energía para jugar, entretenerlos, correr a Demi que se escapa jaja.
Hoy llegamos Y Kevin lloraba porque tuvo miedo que no fuesemos, mi vida! Nos esperaba desde tempranisimo y se ve que el tiempo se le hizo largo, porque nosotros llegamos a la hora que habiamos dicho (pero claro él que sabe de horarios, solo cuenta el interno!). No saben lo que sentimos, queríamos traerlo a casa en ese instante!!
Demian me vio y me estiró los brazos con una sonrisota, me mori! pero todavia no tiene mucho registro de quienes somos, él tiene sus hábitos y casa cuna es el unico lugar que conoce, asi que despues de unas horitas quiere irse a su lugar. Pensé que con él sería más facil, pero cuesta más. Kevin ya entiende, y sabe lo que es una familia. Ayer me dijo ma, lo miré y me quedó mirando a ver qué le decía, no le dije nada, no sabía que decir, eso sí, me lo comí a besos!

Que ingrata! no hablé del santo padre!Leo está feliz de la vida, fascinado y totalmente enamorado de sus hijos! Siempre supe que sería buen papá, pero estoy sorprendida de lo increible que es!!! Kevin lo adora, Y Demian come con él porque conmigo hace puro enchastre y no me hace caso jajaja.
Este domingo mi amor podrá celebrar el día del padre y los saludos también serán para él.
Tengo los 3 hombres más lindos del mundo! No puedo pedir nada más.


Todavía parece un sueño, soy mamá! Millones de veces pensé que este momento nunca llegaría. Gracias por acompañarme, por los mensajes divinos, por haber estado siempre y no dejar de desear este momento para mi. Las quiero con el alma.

jueves, 17 de junio de 2010

¡¡¡¡Son dos!!!!!

Siii!! llegó el llamado que tanto esperamos!!! Nos estamos vinculando con dos nenes!!
Kevin tiene 5 añitos y su hermanito Demian apenas 1 y medio, son mis bebés tan esperados!
Los conocimos ayer, fue dificil, muchas emociones, muchos nervios, tantos años de espera, de soñar con ellos, de imaginar sus rostros, el miedo a hacer algo mal el dia que nos veian por primera vez, uuuffff, fue agotador! me senti desbordada. Estuvimos toda la mañana con ellos, les dimos de comer, a lo ultimo Demi estaba cansado, no queria estar más con estos dos pesados que no conocía jaja. A la noche exploté, tuve miedo de no poder, de no saber, y me sentia mal por no sentir que todo era maravilloso. Habia idealizado demasiado ese primer encuentro, y la verdad es que tambien pocas personas cuentan lo dificil de ese momento. Pero hablé con mis salvadoras! Kary y Natiz me calmaron y me hicieron ver que no estaba loca, que no era mala y que todooo lo que sentia era normal, despues de todo eran dos personitas que jamas habiamos visto en nuestra vida y que de pronto se convertian en nuestros hijos y se suponia que teniamos que amarlos de entrada?? Me calmé, hoy me levanté y fui tranquila, decidida a disfrutar y darnos tiempo para conocernos y elegirnos.
Hoy fue hermoso!!! los disfrutamos, los mimamos, nos divertimos, estuvimos mucho más relajados y ya todos le decian a Demi "estas con tus papás!". Demi no se quería despegar y Kevin dijo que estaba feliz! Me cayó la ficha, me estoy convirtiendo en mamá! ahi estaban mis hijos buenos, hermosos, chiquitos, solos en el mundo, y cómo no elegirlos??!! son ellos, lo supe el primer dia que nos hablaron de ellos y lo siento hoy.
Seguimos con la vinculación diez dias aproximadamente y si todo va bien el finde que viene los tenemos en casa!
Gracias por el aguante y por estar siempreeeee en las malas, malisimas, en las buenas y en las buenisimaasss noticias.

domingo, 13 de junio de 2010

Proximamente...

Se define otra etapa de nuestra busqueda.
Prendan sus velitas para que el resultado sea el que soñamos..

miércoles, 26 de mayo de 2010

Desahogo

Hace rato que tengo abandonado el blog, no sentia ganas de escribir porque no habia nada nuevo que contar y tampoco tenia tiempo para sentarme a narrar mis rutinas, pero hoy necesito desahogarme, aunque sea para mi misma porque despues de tanto tiempo creo que ya nadie entra jaja.
De golpe, se me ha metido en casa nuevamente la tristeza. Mi corazon ya no aguanta y ni siquiera puedo llorar, tengo un nudo en la garganta y en el alma.
De embarazos y esas yerbas ni hablar, esa etapa ha quedado atras y siento alivio. Cuando emprendimos el camino de la adopciòn, sin ir a la busqueda de un bebè, y habiendo tantos chicos que esperan una familia, pensè que este nuevo mundo serìa màs facil de transitar, pero la realidad es tan distinta! todo es dificil y duele lo mismo, la incertidumbre de no saber cuando llegarà, la ilusion de puertas que se abren y que se vuelven a cerrar en nuestra cara, y pensar en nuestros hijos que tienen que seguir esperando como si en sus cabecitas pudieran entender que la justicia es lenta.
Cuando tuvimos que escribir nuestro "deseo de hijo", asi le llaman, dijimos hermanitos, hasta 8 años, puede tener alguna enfermedad cronica o que necesite operaciòn, mientras no sea nada grave, puede tener hiv mientras estè controlado, aceptamos que tenga vinculaciòn con su familia de origen si es beneficioso para nuestro/s hijo/s.. pero el nido sigue vacio, y mis hijos siguen cumpliendo dias, meses y años institucionalizados...
Despues dicen que no hay chicos, o que no hay familias